LOS OCUPANTES

No solo se ven

Los que originaron las ganas

Sino también

Los que salen a gatas.

 

Con el crepúsculo en el horizonte

Se siente el ardor del sol por el adiós

Cuando acaba de romper la noche

Con su tentación.

 

Todos hierven en el momento

Del abrazo y el beso

Explota libre el pensamiento

Que sucumbe ante el deseo.

 

La excitación del corazón

Se extiende hasta el alba.

Ya comienzan con pasión

A retozar con hazaña.

 

Horas de labor entregadas al amor

Que vuelven al ocupante parte del complot,

Estremecerse quiere en brazos del señor

Esclava es presa de los deseos de Astarot.

 

Como con magia exuberante

Se retuercen los ocupantes

Como una danza desbordante

Se entrelazan los amantes.

 

Y en el clímax del danzón

Gime la hembra con estupor

Pues ya el momento del final

Arriba para ambos en cuestión.

 

Salen los viajantes

En media noche sin importarles

Pues son desinteresados y pedantes

Sin permiso aparecen por todas partes.

 

Así que mis amigos

Terminado ya el viaje

Se aplacan los sentimientos

Se duerme el coraje.

 

Lo que queda es el sendero.

 

Sendero de la paz

Dada por el veraneo

Rompe la luz del día

Se tranquiliza todo el estero.

 

Solo queda el sudor

Originado por el calor

Producido por la excitación

Que crearon las ganas.

 

Solo queda una cama

Desordenada y mojada

Pues sus ocupantes

Se han dado las gracias.

 

Ya no se ven

Los que originaron las ganas

Sin duda, es que estén

Durmiendo en sus verdaderas camas

Anuncios
LOS OCUPANTES