EL SUEÑO

Era solo el sueño que quería

Imponerse a la realidad

Darle a entender que el también existe

Y que la realidad solo lo ignora,

No lo quiere en su hora.

 

El sueño solo viene cuando el consiente duerme

Esa es su hora, es solo esa la que tiene,

No se le permite más,

Porque si no ¿Qué será?

 

Un sueño que vive en la realidad

No sería un sueño más,

Y que sería del hombre si cuando duerme

No hay quien lo reconforte.

 

Ya no tiene sueño el hombre

Ya no duerme el pobre conciente,

Ya que el sueño quiere invadir su ambiente

Vete sueño, vete a tu subconsciente.

 

Ese es tu reino, el mundo de lo inerte

A la realidad no trates de imponerte

Pues yo soy quien te deja la suerte

De dejar ser al hombre lo que sueñe.

 

Pues al final,

Tú en mis horas siempre estas presente

Así que tranquilo sueño, sueño vete,

Porque aunque tú no lo creas

Las veinticuatro horas estas latente.

 

No dejes al hombre sin aventuras cuando duerme

Porque él sin el sueño no tiene realidad tangible

Así que tranquilo sueño, sueño vete.

 

A veces el hombre hace en su realidad lo que tú le muestres

Eres como una premonición antes de que el hombre despierte.

 

Pero como poder verte si invades al consciente

Tu tiempo es el de Morfeo, así que vete

Concentra tu labor en las horas de la penumbra

Para que la persona duerma con tesura.

 

Así que tranquilo sueño, sueño vete

Vete a tu dominio

Vete a tu martirio

 

Que de todas formas y sin saber

Tú formas parte de la vida

De todo ser que ha de crecer

 

Así que vete, sueño vete

Vete mientras puedes.

 

Por: Gabriel F. Magdaleno B.

Anuncios
EL SUEÑO